jueves, 13 de octubre de 2011

Tritón Jaspeado

Mis Queridos Aventureros, en una ocasión, os hablé de las salamandras: Las salamandras de mi pueblo...y las salamandras de Oviedo. Las fotos de aquella entrada fueron hechas en mi jardín, junto al pozo de agua, bajo la higuera. Hoy, dos años después, en un otoño atípico, muy seco, he fotografiado a media tarde  un ejemplar de Titrón jaspeado (Triturus marmoratus) .

Esta es una zona de lagunas, aunque la mayoría están secas; unas a causa de la mano del hombre y otras, supongo, a causa del cambio climático que altera las estaciones.

En la primavera no es difícil avistar, en las pequeñas charcas que aún quedan, algún ejemplar de Tritón jaspeado; pero nunca había visto ninguno fuera del agua y mucho menos en mi jardín, bajo la leña.

Según he estado investigando, este ejemplar sería una hembra por su tamaño y por su característica raya anaranjada sobre el dorso. Su hábitat normal son las charcas, lagunas, pozos, abrevaderos y fuentes; pero tiene una época terrestre, desde junio hasta la primavera siguiente; durante este tiempo pasan el día escondidos bajo troncos o piedras. Y ahí, es donde estaba esta simpática tritona, que debió de llevar el susto de su vida al verse descubierta bajo la leña. Se quedó inmóvil, me imagino que sin respiración. Cuando regresé de buscar la cámara seguía en la misma postura. 


Después de varias fotos,  la coloqué con mucho cuidado sobre un trozo de madera, le hice dos fotos más y la acerqué a un lugar sombrío, bajo el laurel, donde se pudiera esconder; cosa que no dudó en cuanto se vió libre de miradas indiscretas.



Un día atipico, al final, se convirtió en un día instructivo, puesto que me hizo buscar información a cerca de estos necesarios animales dentro de la cadena alimentaría. Los humanos, que somos así de inteligentes, utilizamos el "babosil" (altamente venenoso, incluido para los perros)  para acabar con los caracoles y las babosas que comen nuestros huertos; pero dejamos que se extingan animales como el Tritón jaspeado cuya alimentación, precisamente, son los caracoles y las babosas. Curioso, ¿verdad?

Os dejo enlaces donde podéis encontrar más información sobre el Tritón jaspeado
Triturus marmoratus en Wikipedia
Triturus marmoratus
en Asturnatura.com



sábado, 8 de octubre de 2011

Fe

Un mundo sin fe es un mundo sin estrellas

Mis Queridos Aventureros, después de varias semanas me reincorporo a la vida virtual. No hay mejor modo de hacerlo que sumándome a la iniciativa lanzada por Ángel Cabrera y Senovilla: “este año hablemos sobre la Fe”. ¡Uff! ¡Qué palabra! ¡Cuánto significado en tampoco contenido! ¿Verdad?

 

 

 
Pero, ¿qué es la Fe?

No voy a transcribir aquí todas las acepciones que la RAE da a la palabra Fe; pero, si me gustaría dejar unas pequeñas frases; que como bien dice Senovilla, la palabra da mucho juego.
  • A fe mía que existe, quien a mala fe juega con la vida de quien con buena fe camina.
  • Los que dan fe pública por mi fe que no siempre actúan de buena fe.
  • A fe de cristiana que la fe católica no siempre actuá de buena fe.
  • Pero, a fe de bueno que no perdamos la esperanza, en algún lugar ha de haber aún personas de fe.
Y en eso estoy, en no perder la esperanza y por eso digo: que tengo fe en seguir encontrándome con personas como Steven Wise, impulsor del derecho animal, que en una entrevista realizada por lavanguardia.com afirma en respuesta a alguna de las preguntas:
Si hay algo que me ha importado siempre ha sido luchar contra la injusticia, por eso quise ser abogado. Y cuando concluí mis estudios advertí que los más desprotegidos y los que sufren un trato verdaderamente injusto son los animales. Por eso además de profesor y conferenciante soy abogado de animales. 
Los antiguos filósofos defendieron que todos los animales no humanos estaban en la tierra para uso y disfrute de los hombres, de manera que los antiguos juristas establecieron que la ley había sido creada sólo para los seres humanos. Con el tiempo la filosofía y la ciencia se retractó, pero no la ley. 
Explotar a cualquier ser vivo y privarlo de sus derechos sin razones convincentes para hacerlo amenaza las bases de los derechos humanos fundamentales porque socava los principios que justifican estos derechos.
Para leer toda la entrevista aquí


No perdamos la FE