jueves, 28 de febrero de 2013

Los guepardos salvajes: una lucha por sobrevivir


El guepardo está en grave peligro hoy, en gran parte porque los seres humanos nos hemos apoderado de gran parte de su hábitat natural y matado a los antílopes de los que se alimentan estos animales, también los hemos matado directamente. A principios de la década de 1970, el comercio de pieles se había convertido en una amenaza para los grandes felinos, como los tigres y guepardos. En ese momento, los Estados Unidos importaba 25.000 pieles de felinos al año, para abrigos de piel, alfombras y otros artículos de moda. La aprobación de la Ley de Especies en Peligro, en 1973 en los Estados Unidos y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas, un tratado internacional administrado por las Naciones Unidas en 1975, les dio a estos gatos un estado de protección, y por ende se redujo el comercio de pieles de guepardo. Sin embargo, los guepardos todavía son rutinariamente baleados por los agricultores y ganaderos africanos, que ven a los gatos salvajes como una amenaza para el ganado, al igual que los ganaderos americanos ven a lobos y pumas.
Los parques de animales y reservas de caza en África protegen a muchos animales de los seres humanos, sin embargo, los guepardos no se adecuan a la vida en estas reservas. Dentro de las fronteras de un coto de caza típico, animales de manada como cebras, ñus y antílopes están protegidos de los cazadores humanos, y así, crecen en números que normalmente no se ven en la sabana abierta (pastizales con árboles dispersos). Como resultado, las poblaciones de los grandes y poderosos depredadores, que se alimentan de estos animales de rebaño, como leones, hienas y leopardos también son altas. Pero los medianos depredadores como guepardos y perros salvajes sufren, al verse obligados a competir en este paisaje cerrado. Un artículo de Guepardopedia, La enciclopedia de los guepardos.

Autor de esta entrada:  Luis Fernandez

0 comentarios:

Dí lo que piensas...